sábado, 5 de marzo de 2016

Flech Urbex: The Lost Hotel

¡Yepa! ¿Como estáis chic@s? He visto que ultimamente a los exploradores urbanos les ha dado por publicar fotos de hoteles, así que yo también me he puesto las pilas para ofreceros un antiguo hotel abandonado de esos que tanto os gustan, así que ya podéis preparar las palomitas por que ya tenéis en vuestras pantallas... ¡The Lost Hotel!

Bueno, para no alargarme cosa mala os comentaré un poco la historia de este lugar para que así os vayáis familiarizando con el mismo, pues bien, este hotel se construyó allá por el año 1965 coincidiendo con la época del boom turístico, en aquel entonces los hostales y hoteles se llenaban de turistas que venían de todas las partes de Europa y del mundo, la destinación favorita eran las poblaciones donde hubiese playa y sol, por ejemplo la Costa Dorada y sus hermanas eran el destino favorito de los ingleses, alemanes y franceses, fijaos que tanto les gustó la zona que muchos de aquellos primeros turistas se jubilaron y ya viven allí permanentemente, hay que ver que bien viven los tios.

The Lost Hotel es el clásico hotel de aquellos tiempos, sin embargo desde los años 60 apenas se ha adaptado a los tiempos modernos, sobretodo si tenemos en cuenta que cerró allá a principios del año 2006, ya en ese entonces tenía una pinta obsoleta imaginaros ahora, en el año 2007 algun zumbado quiso convertirlo en un club pero no logró tener el éxito esperado y cerró a los pocos meses, la verdad es que no me extraña. ¿Pero a quien se le ocurrió semejante locura? ¡Pero primero moderniza el hotel criatura de mi alma! ¿Pero donde diablos tenías el gusto? ¡Recaspitas ya!

Así es chaval@s, este lugar es todo un deleite de la arquitectura y de la decoración mas casposa y cutre de aquellos tiempos. ¡Todo en un único reportaje! Pero si os soy sincero esto no es nada, ya que hoy siguen existiendo sitios tan obsoletos como este. ¡Y en servicio! supongo que a los clientes no les importará mucho, supongo que así conservará aquel sabor genuino de aquellos tiempos del turismo primerizo, pero oye... ¡Así me queda el reportaje es mas auténtico! ¡Leches!

Espero que os guste este hotel, ya que lo tenía fichado desde tiempos prehistóricos, pero al final por cosas del destino y de la fortuna universal he podido acceder volando. ¿Como? ¿Que eso es imposible? Jajaja Nothing is impossible chavales. ¡Lo conseguí bebiendo 500 litros de Red Bull! ¿Sorprendidos? Bueno, voy a parar de daros mas la tabarra con mis tocho-parrafos clásicos, si queréis saber mas cosas de este lugar desolado por el tiempo mirad las fotos y disfrutad de este nuevo reportaje realizado en exclusiva por un servidor, todo realizado con mucho cariño y amor para vosotr@s mis lectores, seguidores y amigos. En fin, me despido de vosotros con un fuerte abrazo. Nos vemos en el próximo reportaje. ¡Chau Riau!

Exploración realizada por: Flech
Fotos por: © Flech
© Flechcorp - Marzo de 2016 - Todos los derechos reservados.
Flechcorp is a member of G.A.L.A. (Grupo de Amigos de Lugares Abandonados) Facebook group.

*Fight Father*

El pasillo central que se dirige al comedor del hotel.

Detalle del restaurante del hotel con todos los muebles apilonados.

Estantería con platos en la zona de la cocina, al fondo las viejas puertas del congelador.

Detalle de la cocina, con estractor incluído.

Urgh! ¡Cuanta pringue!

La cocina desde una esquina con telaraña incluída. ¡Rayos!

Siguiendo por el pasillo central nos encontramos con la barra principal.

Se dice que Luis Bebié pidió una Moritz Negra aquí.

Detalle de la barra desde dentro.

Bueno, solo me faltó ver la mesa de billar.

La barra desde mas adentro todavía.

Entonces.... ¿No puedo llamar a casa?

Desde aqui podemos ver la entrada principal.

Bonito mural de una pescadora de buen ver en la pared.

Las escaleras principales, con su decoración, esto... digamos que moderna.

Por lo menos habían sofás de skay, pero las lamparas del techo son lo mas en diseño.

Otro bonito mural donde sale la playa de algún pueblo costero.

Y aquí podemos ver otro mural donde sale dibujada la Costa Brava.

Y esto era por asi es salón de baile xD ¿En serio?

Detalle de las escaleras, con ese amarillo limón de la pared dándolo todo.

Por si no os ha quedado claro.

Bueno, por fin llegamos al primer piso.

Veo que el amarillo limón me persigue a todas partes.

Detalle de una de la ventanas de una habitación random, con su cortinaje.

Buena idea la de usar un armario sesentero para guardar tablones.

Detalle del lavabo de una de la habitaciónes.

Trasluz y maceta.

¿Pero donde están los sumieres?

Ese armario es moderno, pero los espejos... ¡Ja! ¡Los espejos están en todos lados!

No mientas, es el lavabo universal que no puede faltar en un viejo hotel.

La ducha igual.

Madre mia que pasillo mas largo.

Bueno, ya voy por la habitación 323, rezad para que no me pierda.

¿Sillas en un abandono? ¿Para que?

Este lavabo tenía una distribución diferente, pero era igual de viejuno.

El pasillo del segundo piso.

Nunca uséis el ascensor en caso de incendio. ¿Me leéis? ¡Ni se os ocurra desalmados!

Humedades las había a cascoporro

Habitación.

Venga, subamos al tercer piso. ¡Hostias!

Una habitación húmeda de cogorcios. Ese sofá de skay me suena de haberlo visto en otro reportaje.

Detalle de otra habitación un poquito mas grande.

Espejo Espejito.

Usar la barra de la cortina de la ducha como perchero. ¡Buena idea!

En una de las habitaciónes finales de cada planta habían sillas a tutiplén.

Es otro armario. ¿Os gusta?

¿Quien es mas bonito?

Bueno, por fin he subido al cuarto piso.

En caso de emergencia tire dirección al balcón, toma ya, si señor.
Por lo menos tenía botón anti-incendios, pero claro, sin aspersores, si lo tocabas solo sonaba una alarma.

Un día decoraré mi casa con esos cuadros de la escalera.

Decadence of truth

¿Que se ve?

Aunque parezca mentira este es el pasillo que lleva a la quinta planta.

Habrá que subir pues por esas escaleras.

Pero antes otra foto del pasillo. ¿Y esa puerta ahí tirada?

Pobre sofá de skay allí to solano.


En la quinta planta también habían sillas en una de la habitaciónes, para no variar.

Ya va siendo hora de bajar.

No sin antes hacer una foto de estos mueblecitos.

La vida de mil colores, según Camela.

Bueno, ya he vuelto a la primera planta, pero yo se que tiene que existir un sótano. ¡En estos sitios siempre hay sótanos!

¿Estará por esta habitación de mantenimiento?

No tiene pinta de existir una puerta oculta.

Habrá que buscar, no sin antes echar una meadita.

¡Ajá! Así que las escaleras al sótano estaban ocultas. (Es broma)

Veo que escondían por aquí aluna caja registradora antigua.

Y los colchónes, ya decía yo.

¡Anda! Otra maquina registradora.

En el sótano había hasta una habitación extra. ¿Sería el lugar de descanso para el tio de mantenimiento?

Menudo collage había en la pared.

¿Termos de agua caliente?

Antiguo deposito de agua.


No hay comentarios: