martes, 5 de junio de 2012

Los viejos talleres Aymerich.

Hola amigos. ¿ Que tal va todo? Una vez mas llega el veranito con mucha calor, así que ya va siendo hora de ir a la playa, a la piscina o al río a pegarse un chapuzón refrescante para evitar estos sofocos típicos de esta época del año.
Sin embargo hay muchas personas que, por que no tienen mas remedio, han de trabajar o salir a la calle, aunque estén a mas de 40º. O otros, que como yo, se dedican a campar por ahí para ver si ven algún abandono interesante, eso si, bien cargados de agua para hidratarse, una linterna y alguna cámara de fotos para inmortalizar sus aventuras.

Siguiendo estos consejos anteriormente expuestos, os presento un viejo taller mecánico abandonado desde finales del año 2011, yo conocía la existencia de este gran taller desde que era niño ya siempre me llamó la atención debido a la antiguedad de sus instalaciones, pero no pude visitar este lugar hasta que el último inquilino que aún frecuentaba ese lugar hasta Enero de 2012 se fue de ahí, luego vallaron  toda la zona y ahora la vegetación ocupa casi todo el recinto quedando así en un abandono reciente, una delicia para todo explorador que desea encontrar sitios vírgenes y en un buen estado de conservación.

Y esto es precisamente lo que os quiero mostrar, una abandono virgen, donde los últimos visitantes fueron los que se fueron de ahí, la verdad es que, a pesar de carecer de maquinaria, todavía quedan las mesas de trabajo, tornos, taquillas, los lavabos, los fluorescentes y milagrosamente todo elemento que cualquier perturbado pueda robar para sacarse algún beneficio económico extra.

La verdad es que teniendo bajo control ese lugar, ya me imaginé que podría ser un sitio estupendo para hacer una exploración y urgar un poco por ahí, y siendo un sitio recientemente abandonado, solo una parte de taller se utilizaba, y para colofón final hubo una inundación que afectó el interior de las instalaciones, aunque no de forma desastrosa, en las fotos podéis ver hasta donde llegaba el nivel del agua, quizás estos fueron algunos motivos, en parte de la crisis, que aceleraron el abandono de estas instalaciones.

También guarda un par de tesoros este taller, un antiguo generador eléctrico y un Seat 600 en relativo buen estado exterior, la verdad es que fue una visita provechosa, no se que destino tendrá este taller, pero espero que se conserve así de bien durante muchos años.

En fin amigos, espero que os guste este reportaje, ¡Un fuerte abrazo a todos! ¡ hasta la próxima!

Expedición realizada por: Flech
Fotos por: Flechcorp
© Flechcorp - Junio 2012 - Todos los derechos reservados.



































































1 comentario:

Alegolu dijo...

¡¡Qué buen reportaje!!!!
Felicidades :)