miércoles, 18 de marzo de 2015

Flech Urbex: La mansion encantada.

Gordo chiflado: ¡Hou Hou Hou! ¡Soy yo, Santa Klaus y os vengo a traer muchos regalitos para los niños!
Niño malcriado: ¡Anda ya gordo tarumba! ¡Tus regalos son una mierda!
Gordo chiflado:  ¡Cuidado con lo que dices niño de pacotilla! ¿Acaso quieres que te traiga carbón?
Niño malcriado: ¿Que? Pero si estamos en Marzo, y dentro de poco será Abril, donde caerán lluvias mil.
Gordo chiflado: Eso es lo que tu dices, yo vengo de una mansión. ¡De la mansión encantada! ¿Quieres verla?
Niño malcriado: Ni me interesa ni me importa, pero si insistes...
Gordo chiflado: Ya lo verás. ¡Creo que es mejor regalo que te traigo a ti y a los lectores!
Flech: Disculpe usted pero... ¿No se supone que tengo que hacer yo la presentación del reportaje?
Gordo chiflado: ¡Anda! Pues es verdad, disculpe mi intromisión.
Flech: Bueno, lo pasado pasado es, esta vez le perdono por ser usted. ¿Quiere un chicle?
Gordo chiflado: ¡Oh si! ¡Me encantan! Sobretodo esos que saben a regaliz.
Niño malcriado. ¿ Y yo?
Flech y gordo chiflado al niño: ¡¡¡TU A CALLAR!!!

Pues eso amigos, si habéis leído la introducción detalladamente hablo de una mansión .(Pero no está encantada) Esto es un recurso de márketing para dar caché al reportaje y así tener mas visitas  a este blog. ¿Verdad que soy un crack? Aunque la idea no es mía, ese nombre lo puso una amiga mía hace tiempo para ponérselo a esta misma mansión, y como voy falto de originalidad pues le pongo el mismo nombre. ¿Verdad que soy un crack? Esto... ¡Vamos a lo que vamos, que me enrollo!

Se trata de una mansión edificada allá por el año 1912 perteneciente a una familia adinerada que tenían en el pasado varias fabricas y negocios.
El edificio es de estilo nuevocentista con detalles modernistas.

Se trata de un centro de notables dimensiones que consta de tres plantas. En la planta baja encontramos la cocina, el espectacular comedor pero sobre todo la singular capilla. El primer piso o planta noble, estaba exclusivamente dedicado a los señores y además disponía de una habitación reservada para el obispo. Finalmente tenemos la segunda planta donde se alojaban los mayordomos. Como rasgo peculiar cabe destacar que las escaleras de la planta baja y del primer piso de mármol, mientras que las del segundo son de un material austero ni mucho menos comparable a la majestuosidad del mármol.

El cuerpo principal es rectangular, de dos plantas y cubierta de doble vertiente con tejas vidriadas de color azul oscuro. Tiene un pabellón esquinero ligeramente sobresaliendo que sirve de distribuidor para dos galerías porticadas ante sendas fachadas. Una de estas galerías, de dos niveles tiene seis arcos de medio punto sustentadas por unas columnas híbridas y terraza.1
En la esquina izquierda de la fachada se yergue una torre cuadrada. Esta es de aparato acolchado y dispone de tres plantas y tejado piramidal de teja plana vidriada del mismo color que el resto de la cubierta y coronada por un motivo zoomórfico, muy popular en las dos construcciones, como es el dragón.

En fin, espero que os guste la casa encantada. Sin mas me despido de vosotros por ahora. ¡Hasta la próxima!¡Chau Riau!

Expedición realizada por: Flech.
Fotos por: © Flech
© Flechcorp - Marzo de 2015 - Todos los derechos reservados.



La verdad es que el comedor es bastante majestuoso.

Estoy seguro de que en el centro había una gran mesa.

La viga que adorna el comedor está hornamentada con motivos florales en forja, donde cada una d ellas hay un portalamparas, en el centro además hay un viejo ventilador. ¡Que lujo!


Esta es una puerta corredera con bonitas cristaleras con motivos florales.

Una vez abierta la puerta, ibas al mirador.

A ambos lados del mirador hay unas macetas aguantadas por unas patas de hierro fundido.

¡Vegetación por todos lados! ¿Como pueden sobrevivir esas plantas en esas macetas si no hay goteras? A ver si lo adivinais.
Este es un pequeño salón.
Como mansión señorial que es, también tenía una capilla.

Detalle del pasillo.

El techo esta decorado con motivos florales y paisajísticos, lástima que la humedad ha hecho estragos en la pintura.

La puerta de la capilla.
En esta habitación prenoctaba el párroco.

Bonito retrete de lujo "Pulchra", lástima que se le cayera esa ventana encima rompiéndolo.

Escaleras de marmol, tal y como dice la leyenda...

Los baldosas de la tienen una decoración muy curiosa. ¡La casa se basa en diseños naturales!

Ventana. (No puede fallar)

Pasillo.

El salón comedor, tenía una chimenea como esta, pero esta está intacta. ¡Servía para calentar la masion a través de las paredes!

Encima de la misma hay un viejo telefono.

¡Aix! ¡Que monada!

En esta habitación quedaba un videt. ¿Sería la de los mayordomos?

Esta misteriosa habitación con baldosas pintadas me llama la atención, pero no tenía pinta de cuarto de baño...

Todavía queda algun mueble, como este armario viejuno pero sin valor.

La madera de las ventanas también estan decoradas.

Las ventanas tenian cristales de colores, pero parece ser que el viento se los ha llevado, como tambien con las ventanas.

Hasta la puerta de roble impresiona.

En el piso de arriba estan los depositos de agua y armarios.

¡Y otro cuarto de baño!

Habian algunos trastos electronicos un poco pasados de rosca...

Esto de aquí era el mueble bar. ¡Ideal para pasarlo bien!

Estamos ya en la planta de arriba del todo.

Digamos que esta era la zona de ocio de los mayordomos.

En lo alto de la torre hay solo esta habitación., creo que va bien como tendedero de ropa.

Según el estatus social, para el piso de los dueños la escalera era de marmol, y los pisos de los sivientes era ya de baldosines.
Lavabo. ¿ Que le ha pasado a la cisterna?

Cada habitación tenía un tocador, y un bidet. ¡Hay que levantarse con buena cara!

¿ Dormirían en esta habitación central los dueños?


La cocina era lo mejor de la mansión, supongo que eso de la derecha era una especie de horno.

La cocina económica tenía su caché y todo.

Esos muebles con puertas metálicas, era para que la comida no se enfriara, allí se guardaban las bandejas.

Hay además una olla gigantesca.

Cuantos los dueños estaban apalancados en alguna parte de la casa, le daban a un pulsador para llamar a los mayordomos.

Gracias a este artilugio, podías saber de donde venía el aviso, funciona igual que un timbre, pero a lo bestia y mas viejo.

¡Hay 20 estancias!

La puerta de entrada tiene motivos modernistas grabados en la madera.

¡Que bonito!

Y con esto y un bizcocho, hasta mañana a las ocho.



1 comentario:

Unknown dijo...

Que maravilla! *o*