sábado, 13 de diciembre de 2014

El Mas del tapiaje absurdo.

¡Tapiado! ¡Tapiado! ¿De que sirve el tapiaje? Algunos se preguntarán para que sirve tal acto de impedimento para los exploradores urbanos para no dejarnos acceder a viviendas ajenas en estado de abandono, por desgracia no lo hacen por nosotros ya que solemos "respetar" los sitios, si no para la gente que destroza todo y se lleva todo lo aprovechable, los gamberros, okupas, pirómanos, para evitar que lo niños y no tan niños se caigan y se hagan daño, se haga una base terrorista, plantación de marihuana ilegal, una fabrica textil ilegal con chinos esclavizados o simplemente por que el dueño está hasta los cogorcios de que entren en su vivienda particular para "husmear". ( El dueño puede ser cualquiera, hasta el ayuntamiento ) así que para evitarlo se procede al tapiado preventivo, aunque muchas veces no es muy útil en sitios apartados, como es el caso de esta masía que os presento a continuación.
Yo, pobre de mi, aún a sabiendas del riesgo de entrar en un sitio abandonado y el roce de la legalidad que supone tal acto recaspitoide, si veo un tapiaje roto o una puerta abierta no puedo evitar invetigarlo, creo que todos los exploradores tenemos esta curiosidad por saber que hay allí dentro, somos como el gato curioso que entra a fisgonear, silenciosos, rápidos. ¡Implacables! ¡No hay abandono que se nos restista! Por desgracia hay exploradores cazurros y patosos que por su inexperiencia o tontuna de nacimiento acaban metiéndose en un percal de padre y muy señor mio.
Mi experiencia e influencia por ejemplo se lo debo a los exploradores de la vieja escuela, a los espeólogos ¡Y senderistas! Pero... ¿ Me han sonado alarmas? ¿Me ha pillado la seguridad? ¡Claro que si! Pero de cientos de abandonos solo unas cuatro veces. ¿Y gente ajena? ¡También! ¡Es la emoción de la aventura! ¡Pero también hay peligros constantes si vas sin cuidado! Y ahora que lo pienso... ¿No debería de explicaros un poco la historia de esta masía? Bueno... ¡Que mas da! No me quiero hacer pesado así que disfrutad de este reportaje como yo realizándolo. ¡Hasta la próxima aventura abandonil! ¡Chau Riau!

Expedición realizada por: Flech
Fotos por: © Flech
© Flechcorp - Diciembre de 2014 - Todos los derechos reservados.

¿Una puerta abierta? ¡P'adentro!

Un chimenea, la clave para pasar el frío invierno.

Malvinguts dice...¡Tsé!

Escaleras que conducen al piso superior.

Detalle de la puerta de entrada.

Aunque la masía fue restaurada en su dia, el tejado si no se mantiene mal asunto.

¡Un lavabo intacto!

Algunos dicen que el "Videt" está desfasado. ¡Que guarros! ¿Donde se limpiarán sus partes íntimas?

Los niños del pueblo hicieron allí su particular choza. ¡Con chimenea y todo!

Mis preciosas ventanas. ¡Que os han hecho! Tapiadas vilmente...

Una silla es un clásico en el urbex, pero una muñeca maléfica encima de una silla es todavía mas clásico si cabe.

Un tanto estrecha la puerta...

Lo que sería la cocina.

Aquí me colgué en el techo para hacer la foto. ¿ No o dije que soy como Spiderman ?

El pasillo mas tétrico por donde no pasarás ni para ir a cagar.

Bonitas vistas a... ¡Ejem! Esto... ¡Muy oscuro todo!

Y aquí tenéis a susodicha masía. ¡Perfectamente tapiado con rebozado y todo!


No hay comentarios: