jueves, 13 de febrero de 2014

El Hotel Colonia Puig (Trilled version 2014)

Bueno, bueno... ¿O sea que tenemos un clásico abandono? Si, si, un hotel abandonado en plena montaña de Montserrat. ¡Venga! Vamos a verlo para aprovechar los últimos rayos de sol de Febrero.
Y así pues, junto ami compañero Josep María ( Nombre parece ser mas común que el mio en la catalunya catalinosa) fuimos a visitar este hotel mas conocido que la Kalala del negrito Zambibue.
Pues bien... ¿Que puedo deciros de este hotel que no haya dicho ya? Os contaré un poquito de historia de este hotel para vuestro deleite chafarderil. Pues bien allá por el año 1910 el señor Puig, un industrial catalán ( Que nada tiene que ver con el Puig de Heno de Pravia y el Agua Lavanda Puig que ese es otro Puig, bueno, habían muchos Puig que eran dueños de muchas empresas en la cataluña de ese entonces.) adquirió los terrenos de la "Masía de la Creu" para construir un hotel, la obra duró unos 3 añitos aproximadamente hasta que en el año 1916 se inauguró el hotel para todos aquellos paseantes que querían ir a Monasterio de Montserrat.

El hotel estaba situado en plana montaña de Montserrat y por lo tanto ofrecía tranquilidad y sosiego a todos los viajantes que decidían hospedarse allí, y además para no perder la costumbre en ese hotel también se celebraban bodas, banquetes, comidas de empresa, vamos, que era un hotel restaurante con sus servicios clásicos, pero que durante los años 20 y 30 se convirtió casi en un hotel restaurante de "alto standing" y cuanto digo "alto standing" no me refiero a restaurantes inútiles como el de Ferran Adría que por un trozo de alcachofa con yogur te cobra 50 euros y además tienes que hacer cola de un año para probar sus "exquisitezes", si no que se comía bien y habían buenos servicios, con agua, gas, calefacción, electricidad etc.. etc...

Durante la guerra civil, en el año 1936 el Hotel Colonia Puig se convierte en un hospital de Sangre, albergando así a los heridos de guerra del bando republicano.

Al finalizarse la guerra civil a partir del año 1940 el hotel vuelve a utilizarse como Hotel de "Alto Standing" donde acudían de nuevo visitantes y turistas, se volvieron hacer fiestas, banquetes, bodas y comidas de empresa, donde en el año 1955 hubo una importante comida de empresa de la marca de Motos "Montesa" y así como varios eventos importantes.

Sin embargo fue perdiendo fama a partir de la década de los años 80, abandonándose finalmente en el año 1990, y desde entonces quedó abandonado a su suerte quedando varias décadas al amparo de los vándalos y destrozones, buscadores de cobre y esa gentuza.
A partir del año 2009 y con la moda de los blogs, webs de fotografías y de abandonos empezaron a publicarse muchos reportajes de este pobre hotel abandonado, dándole así mas "fama" de la cuenta. ¿ Y que pasó después? Pues que fue todo cristo a visitarlo, como una atracción de feria, y su fama creció mas cuanto muchos payasos empezaron a inventarse de que habían espíritus y esas mierdas que suelen inventarse por cuatro ruidos que se escuchan por el viento, un rata o un gato, y claro, como a muchos tontos le va el morbo y se creen todo lo que dicen por ahí, pues son capaces de levantar baldosas no vaya  ser que hayan fantasmas allí metidos.

Es mas o menos lo mismo que le pasó al Hospital de Tórax, suerte que al menos lo restauraron si no acabaría peor que el Molí Vell, aunque este hotel va por el mismo camino. Tiempo al tiempo.

En fin, espero que os gusten las fotografías, de este pobre hotel o lo que queda de el.

In memoriam: Al famoso piano que llevaba en ese hotel desde su creación y que poco a poco se vio reducido a unas cuantas estacas, siempre te recordaremos.

PD: Que todavía quede una bombilla intacta no tiene precio.

Reportaje por: Flechcorp & Josep Maria
Fotos por: © Flech
© Flechcorp - Febrero 2014










































 

2 comentarios:

Alegolu dijo...

Vaya, se han cebado a base de bien con él. Recuerdo haber visto otros reportajes hace tiempo y estaba el piano, algunos muebles...
En fin; tristemente, éste es el destino de la mayoría de abandonos.

David Sitjes Domenech dijo...

Nos vemos por aquí y nos vemos por el CELA, jejeje. En fin, te diré lo mismo... cuando lo exploré yo hace un par de meses, la cosa no estaba tan mal como ahora. Es impresionante ver como en pocos meses de destroza algo tan grande... que lástima.