sábado, 1 de febrero de 2014

La casa Rural del Perro nocturno (Night Version)

Hola amiguetes. ¿Como va todo? Hacía mucho tiempo que no publicaba reportajes nocturnos y hoy era un día propicio para eleborar uno ya que estaba nublado, lloviendo, con niebla y de noche...¡Vamos! Que  no uno cualquiera iría en estas condiciones climatológicas de abandonos, ¡Pero los exploradores de verdad no se rinden con estas cosas!. Además esta vez me acompañaron los amigos Albertu y Néstor, así que a algún sitio tenía que llevarles si no quería que me tirasen a la fosa con los caimanes.
Pensando un poco los llevé a varios sitios de forma improvisada, ya que estaba investigando nuevos sitios, no eran unos abandonos como aquel que dice espléndidos así que los descarté de mi lista, pero me acordé de un sitio que podía ser interesante, me acordé de una vieja masia de hace unos 100 años que la restauraron y la convirtieron en casa rural pero que nunca llegó a utilizarse como tal, las obras de restauración para convertirla duró hasta no hace mucho años ya que nos habíamos fijado de que en su interior todavía olía a pintura.
La casa la decoraron muy bien, con muebles y camas antiguas, mesas y sillas, hubiera sido una casa rural  bastante acojedora pero el proyecto parece ser que se quedó paralizado por vete a saber que motivos.
Los muebles antiguos restaurados estaban pintados con pintura plástica de color gris.
Pues bien, cuanto yo y los colegas Albertu y Néstor accedimos al interior y estuvimos un buen ratillo, la sorpresa nuestra era que el interior de la casa rural era mas grande de lo que nos esperábamos, pero una vez dentro ocurrió algo inesperado. ¡Escuchamos los ladridos de un perro! Nosotros apagamos las luces y escuchábamos como los ladridos del perro se iban acercando hasta oírse justo al lado de la puerta por donde accedimos, que por suerte estaba cerrada, nosotros nos quedamos quietos y petrificados, ¿Un perro por la noche? ¿Con un lluvia, niebla y en una casa apartada del mundo? Al final los ladridos del perro se alejaron y en ese momento accedimos a los pisos superiores y estubimos observando por las ventanas para ver si veíamos algo u alguien, pero al final no vimos nada de nada, solo la oscuridad de la noche, de todas maneras esperamos unos minutos mas para poder salir de allí sin problemas pero todos nos quedamos un poco sorprendidos por la misteriosa aparición de un perro en medio de la nada, sorprendidos y asustados, aunque yo ya estoy acostumbrado a ver cosas sin sentido en abandonos yo me quedé bastante en shock por lo ocurrido, aunque la lógica es que fuera de algunos terrenos cercanos ( Donde ladraban mas perros ) y ese perro lo soltaran para "investigar", yo sé que esos animales son buenos rastreadores así que todo es posible.
Cuanto ya se nos pasó el susto, volvimos al coche y nos relajamos un poquito pensando en lo ocurrido, la verdad es que salir de abandonos en ocasiones es un show, aunque siempre va bien ir acompañado por si pasan estas cosas, vale, quizás este abandono tenía una entrada y salida mas inaccesibles para un perro que no sepa abrir puertas, pero si llega a ser una entrada abierta de par en par, por la noche, niebla y con lluvia da mucho que pensar y hasta cierto guiñe. Pero bueno, esto ha quedado en una anécdota mas entre las cientos que tengo, el día que tenga hijos o nietos van a flipar conmigo. ¡Ya ya no te digo a mis pobres compañeros exploradores! ¡De todas maneras iré a abandonos nocturnos si hace falta, esto no me va a almedentrar! ¡Juas!
En fin, espero que os guste este reportaje nocturno, curioso y enigmático de esta sencilla casa rural, sin mas me despido por ahora. ¡Hasta la próxima amigos mios! ¡Chau Raiu!

Reportaje realizado por: Flech, Albertu & Néstor.
Fotos por: © Flechcorp
© Flechcorp - Febrero 2014 - Todos los derechos reservados.





















1 comentario:

Victor J Molina dijo...

Muy buen report Flech. Me encantan los reports nocturnos. Menuda movida lo del perro, si me pasa eso a mi me cago! Por lo que se ve ladraba con rabia la fiera...
Un saludo compañero!