lunes, 21 de noviembre de 2016

Flech Urbex: La Masia del vino peleón.

¡Muy buenas damas y caballeros! ¿Que tal va todo? ¿Ya tenéis ganas de ver otro reportaje de los mios sobre lugares abandonados? Seguro que si, así que ya voy preparando las fotos y pensando en una introducción recaspitoide de las mías y empezamos a la de una, a la de dos, y a la de tres... ¡Tachán! Ya lo tenéis aquí.

Pues bien, para no perder la costumbre hoy tengo el honor de presentaros una masía de esas perdidas entre campos de viñedos que tanto abundan por la Cataluña central, se trata una masía en donde nunca llegó la luz eléctrica y que data del año 1573, en ella se dedicaban principalmente a la elaboración del vino y podemos apreciar que en su interior alberga una gran bodega con grandes barricas de roble, así como depósitos para almacenar tal preciado líquido y un par de prensadoras para la uva, también tiene un gran establo y varias estancias como habitaciones, salas, cocina, etc..., también quedan los restos de una instalación a gas para alumbrar el comedor y una habitación, algo que nunca había visto en el interior de una vivienda pero que parece ser que era muy útil para alumbrar los lugares mas importantes de la masía, sin duda algo muy curioso y poco común.

El estado de conservación es muy bueno, debido a que fue debidamente restaurada de forma meticulosa y respetando la arquitectura y distribución originales del la época, con la única diferencia que se cambiaron algunas viejas vigas de madera por otras nuevas de hormigón, no se sabe la fecha exacta en que la abandonaron los antiguos propietarios pero seguramente de eso hará ya muchos años, la verdad es que es una masía bastante grande y aunque vacía por dentro se nota una que es una construccion solida y duradera, y que todavía tiene algún que otro detalle interesante por ver.

En esta exploración me acompañaron los amigos Toni DarkBlack, que ya le conocéis de varias exploraciones anteriores y que es un gran maestro del urbex, mi querida y gran amiga Cristina Re que ya hacía mas de un un año que no la veíamos por estos lares y que esta vez ha vuelto con mas ganas que nunca, superándome incluso a mi en habilidades de "Spiderman" ¡Ojo! Y la incorporación mas reciente, a la señorita Mary, la pareja de DarkBlackBcn que poco a poco está disfrutando en esto del urbex como la que mas. ¡Incluso ya trepa angostos muros! ¡Ouh Yeah!

En fin, no me enrollo mas que si no esto esto se hace mas largo que un día sin pan, espero que disfrutéis de las fotos como nosotros visitando el lugar, sin nada mas que añadir me despido de vosotros hasta el próximo reportaje. ¡Hasta la próxima! ¡Chau Riau!

Expedición realizada por: Flech, Cristina Re, ToniDarkBlack y Mary.
Fotos por: © Flech
© Flechcorp - Noviembre de 2016 - Todos los derechos reservados.

Empezaremos en el lugar donde se prensaba la uva que es el sitio que mas me gusta de esta masia.

La prensadora está muy bien conservada.

El líquido de la uva iba a parar a ese agujerito que luego se recogía o se almacenaba directamente en depósitos.

¡Aqui es donde empieza a nacer la leyenda del vino!

Luego el vino se almacenaba en estos gigantescos depositos, su interior es ceramico para evitar filtraciónes o para evitar que el vino se estropee.
Barrica de vino, a diferencia de las que vendrán luego esta barrica es pequeñita.

Y aquí vemos por fin la bodega, me encantan mas masias o casas que en su interior albergan estas grandes barricas de roble, esto hace muchos años era muy común.

Habían bastantes barricas así que tenían vino para vender, también habían antiguas cajas de frutas de madera.

Si subimos por la parte de arriba de la bodega vemos esta estancia, seguramente para secar tomares y otras verduras.

La puerta principal estaba cerrada con candado, pero no había nada imposible para mi y la Cristina Re, que es la que se subió como los gatos.

¿Que diablos será esto?

La antigua cocina económica.

El salón principal, si os fijáis hay un extraño tubito en el techo que era usado para alumbrar. ¿Como funcionaría?

Puertas rusticas.

Todavía quedaba algún mueble por ahí dentro.

¡Y hasta una cama!

Ventanuco.

¡Por favor sujeten las ventanas!

Bon Voyage.

Algo me dice que ese muro y puerta de la izquierda se pusieron después de ese arqueado.

Escaleras que suben al piso de arriba.

Ventana que da al establo.

Detalle del establo, con su paredes de piedra y comederos para caballos.

1 comentario:

Irene Bernad Rins dijo...

Hola! Que pasada de Masia! Por donde esta exactamente de Cataluña?