viernes, 25 de noviembre de 2016

Flech Urbex: La Residencia abandonada Bellavista

¡Hola! ¿Que tal va todo? ¿Mucho frío? Eso es normal amigos mios porque ya está llegando el invierno nuevamente y junto a el tenemos ya el esperado frío, la lluvia y la nieve, seguro que mas de uno ya está deseando llegar a casa por la tarde para ponerse a ver una peli con una mantita y unas palomitas. (Aunque una batamanta daría mas glamour y todo), ponerse calentito frente al calefactor o en frente de la chimenea y tomarse un buen cafetito con leche son la clave. ¿Verdad? ¡Pues yo no! Yo me he puesto las pilas para traeros nuevamente el reportaje de otro lugar abandonado, esta vez se trata de una residencia de ancianos que se abandonó en el año 2001. ¡Casi ná! ¿Estais preparados? ¡Pues ahuecando que nos vamos!

Pues bien, tal y como os decía esta residencia construida a principios de los 80 dejó de funcionar en el año 2001, seguramente muchos ya estéis pensando que en tantos años ya no quedarán ni los buenos días, y que habrá tenido el mismo destino que otras residencias que han salido en otros reportajes anteriores en este mismo blog, pero al contrario, el paso del tiempo y sobretodo la humedad son los protagonistas principales que han transformado este abandono, así que ya va siendo hora de que alucinéis con fotos chulas de este urbex to guapo.

¡Casi 4 plantas de habitaciones con camas hechas, asientos, bastones, sillas de ruedas, cuadros, retratos, pintura caida y humedad y demás detalles los podréis ver en este reportaje!
Pero antes de tirarme hacia los laureles este reportaje no hubiera sido posible sin la colaboración de nuestros ya viejos conocidos amigos como ToniDarkBlackBcn, de su pareja  Mary y de la emblemática exploradora inquieta Cristina Re, ellos fueron los compañeros exploradores que me acompañaron esta vez (Y las otras), el descubridor del lugar así como de otros muchos mas fue el gran ToniDarkBlackBcn, así que esta vez quiero le deis un fuerte aplauso a través de vuestras pantallas de ordenador, tablets o smartphones, ya que sin el tampoco tendría tanto material para deleitaros. ¡Venga que no os oigo desde aquí! ¡Uyuyuy! ¿Que? ¿Que me parezco a un DJ animando al publico? Pues no se quien es el que me habrá inspirado... Jajajajaja.

En fin, no me voy a expandir mas que esto va a aparecer ya el extinto imperio romano, espero que disfrutéis del reportaje como nosotros visitándolo, explorándolo y haciéndole fotos. ¿Y tu? ¿Vas a dejar que te lo cuenten? Sigueme a través de este blog, o en los grupos de facebook como Flech Urbex, Urbex Cataluña y en G.A.L.A. y a través de Google+, sin nada mas que añadir a la mesa me despido de vosotros hasta el próximo reportaje, un fuerte abrazo a todos y que el Urbex os acompañe. ¡Hasta la próxima! ¡Chau Riau!

Expedición realizada por: Flech, Cristina Re, ToniDarkBlack y Mary.
Fotos por: © Flech
© Flechcorp - Noviembre de 2016 - Todos los derechos reservados.


Como siempre hay que poner una foto chula para que se vea en todos lados, como esta habitación con humedades a cascoporro.

Sin duda un sitio ideal para ir a dormir una noche. ¿Tu que opinas?

Por lo menos los abuelitos no dormían solos.

Esta todo igual como lo dejaron hace ya 15 años.

Un bonito y cómodo sillón de skay. ¡Larga vida a los sillones de skay!

Cuanta oscuridad.

El comedor o la sala de recreo no es que fuera muy grande , pero tampoco la residencia es que sea grandiosa, lo que mas resalta es el cuadro de la pared.

Lo malo es que al ver tantas persianas abiertas hace que se cole el agua.

Un teléfono móvil, fíjate que no tiene ni cables ni auricular. jaja

La humedad hace estragos por todos lados.

Se dice que ese armario se va moviendo solo hacia la cama, ya que tiene sueño, es que tanto tiempo de pie el pobre... (Chiste mas malo Diox xd)

La humedad ha dejado esta lampara y las mesitas de noche echas un cisco.

El lavabo, con sus orinales portátiles.

Una habitación sin puerta. ¿Será de los empleados o ha volado sola?

Quizás se quedó la residencia pequeña, esta camas están metidas un poco a la fuerza.

La sala de relax o de dormir la siesta, aquí los abuelos pasaban el rato sentados en estos cómodos sillones.

El del sillón de la esquina era el abuelo patriarca, ya que tenía hasta el bastón.

Me pregunto que se contarían los abuelos entre ellos.

Por la residencia habían unos retratos muy chulos enmarcados, como este de la cama, firmado y todo por el autor. ¿Dibujaba bien eh?

Sole donde está usté. ¡Todavia te debo un mecherazo!

La terraza de arriba era mucho mejor, con unas vistas inmejorables, de ahí lo de la residencia Bellavista.

Bueno, hoy toca jugar al poker con el Tomás y Jesulín.

Se cola mucha agua en la residencia por que alguien se llevó algunos marcos de las ventanas de aluminio, aunque de eso parece que hace mucho tiempo.

Pero lo que si estoy seguro que los abuelillos disfrutarían de unas vistas increíbles desde aquí.

Esto de aquí también era un lavabo. (Y botiquín)

Bonito cuadro.

Con una cacharro de limpieza ya era suficiente para mantener toda la residencia limpia.

La cocina no es que fuera precisamente muy grande.

Vista de la planta baja.

1 comentario:

Olvidado y decadente dijo...

Este sitio mola cacho, y parece que va aguantando, que así siga.

Saludos David!