martes, 19 de enero de 2016

Flech Urbex: IN VINO VERITAS

¡Hey! ¿Que tal amigos? ¿Preparados para ver otro reportaje sobre lugares abandonados? Bueno, supongo que si, no se para que pregunto.

Pues eso amigos, en el vino está la verdad o IN VINO VERITAS como se dice en latín, célebre frase de Plinio el viejo aunque su origen es de la época de los griegos. ¿Pero que podemos decir del vino? No hay mejor placer que sostener una copa de vino, ver sus amplios colores y matices, olerlo y sentir su increíble gusto en el paladar mientras que su cuerpo y sutileza va bajando por el garganta mientras que a cada copa, el cuerpo se llena de alegría y jolgorio.
¡Oh! Pero ahora no me quitéis el romanticismo dandome ejemplos como el vino envasado en tetra brick, el vino Elegido, Vino tres RRR, Berberana, Vino común, de mesa o vino de la marca Fidencio. ¡Hablo de un buen vino!

Hace no muchos años atrás, en el campo, los payeses tenían viñas y se dedicaban a recojer su fruto para luego hacer de forma casera mosto, cava, moscatel, orujo, vino, vino espumoso entre otras variedades de líquido santificado para mantener "Il corpore y la mente sana", con el tiempo aquellos hombres fueron muriéndose y ya pocas generaciónes se dedican a hacer vino de forma artesanal, ahora parece que a la juventud  les ha dado por hacer cerveza artesana, no tengo nada en contra de la cerveza ya que es la segunda bebida de los dioses después del vino, pero su elaboración parece un poco mas complicada, ya que he probado algunas birras artesanas y el resultado final en todos los sentidos es penoso.

Pues bien, la casa de este reportaje es uno de aquellos lugares donde el payés elaboraba vino de forma artesana, aunque la elaboración era generalmente para consumo propio, también podían venir los vecinos de la aldea o de las casas mas cercanas a pedir algo, ya fuera por que en su masía o casa no tenían prensa para la uva o simplemente no tenían viñedos, es algo así como el payés que tiene vacas y leche y lo vende a la gente que no tiene ni leche, ni vacas. Así que de una forma u otra con el intercambio, prestamos, compra y venta, la gente del campo se ganaba la vida, es una pena que ahora sus productos tengan que ir a cooperativas que les dan cuatro pesetas y arreando, esas cooperativas que prefieren ir a comprar frutas y verduras al extranjero por que supuestamente es mas barato. ¡Hey señores! ¡Que en España hay tomates, naranjas y patatas!

Como podeis ver en las fotos, la casa es pequeña, es la típica casa humilde de campo, la fecha de construcción no la tiene en la fachada como podría ser común, ya que como en muchos otros casos suele estar dentro de la misma casa o masía, en este caso estaba encima del techo donde se podía ver la fecha de: 1889. ¡Casi nada! La misma fecha estaba escrita en el techo nada mas subir las escaleras al piso de arriba. 1889.

En fin, no tengo mucha cosa mas que decir que no haya dicho anteriomente, luego me explayo de mala manera y me sale un texto que ni el Quijote de la Mancha, si os ha gustado el reportaje darle al "me gusta" si lo ves desde el facebook, tampoco os olvidéis de dejar vuestros comentarios y sugerencias en mi buzón de Hotmail, facebook y desde este mismo blog. ¡Yo los leo!

Me despido de vosotros hasta el próximo reportaje. ¡Hasta la próxima amigos mios! ¡Chau Riau!

Exploración realizada por: Flech
Fotos por: © Flech
© Flechcorp - Enero de 2016 - Todos los derechos reservados.
Flechcorp is a member of G.A.L.A. (Grupo de Amigos de Lugares Abandonados) Facebook group.

*Fight Father*


Aunque la casita es pequeña, en su interior guarda muchos recuerdos de su pasado.

Dentro habían muchas botas para guardar vino.

¡Además de muchos tamaños!

La forma de esta puerta esta así espresamente para poder pasar las botas.

Aunque apenas había mobiliario, algo quedaba.

La luz del sol entra para alumbrar la vieja silla sevillana.

En el techo podemos ver la fecha en que se hizo la casa. 1889 ni mas ni menos.

Pequeño pero acojedor.

Supongo que este dormitorio, posteriormente lo usaría como secadero de tomates.

Nadie volverá a cerrar la puerta?

La cama, las puertas de caoba. ¿Cuanto tiempo llevarán aquí?

Botellas para rellenarlas de vino!

La puerta principal, a la luz roja de aquel contador digital que pusieron en el 2011, esta desactivado desde entonces.

Pero la casa tenía pinta de llevar mas años abandonada. Cocina economica.

Viejo lavadero.

Picadora. ¿Quien quiere un Allioli?

Botas  boteras.

La electricidad ya llegó. ¿Que te creías?

Fuera de la casa hay un puñado de cajas con botellas, seguro que las usaría para rellenarlas.

Incluso en lo que antiguamente era el granero. ¡Hasta cajas de refrescos!

No hay comentarios: